Poderosa plegaria a la Santa Muerte para asuntos imposibles

Esta es una oración muy poderosa que tiene que realizarse con fe toda la semana. Se empieza el viernes. La semana siguiente se descansa y recién la tercera semana se retoma la oración. Pedimos por asuntos imposibles que se escapan de nuestras manos, que sólo una fuerza superior es capaz de corregirlos, de volverlos a poner en un equilibrio que nos sirva para nuestra vida.

Hay cosas en nuestro día a día que no están a nuestro alcance. Hay situaciones en la vida mucho más fuertes que lo podemos llegar a modificar como simples seres humanos. Por eso es que recurrimos a la niña blanca, a la santísima muerte que nos ayuda, que nos protege y nos cuida.

Los asuntos imposibles sólo pueden ser resueltos con la intervención de nuestro Señor todopoderoso. Son necesidades muy fuertes que tienen las personas, cuestiones de las cuales incluso puede llegar a depender la vida, en el sentido de que distintas acciones o decisiones pueden cambiar el rumbo de una vida, la felicidad, la tristeza, la alegría o la depresión, las buenas decisiones o las malas decisiones.

Esta poderosa oración te va a resultar muy útil para ir a por esos casos difíciles o a veces imposibles en los que sólo la Santa Muerte te puede ayudar.

 

Asuntos imposibles

¡Oh gloriosa Senora Blanca!
Fiel servidora y amiga de Jesús.
El nombre del perfido discipulo
que entrego a tu Maestro
en las manos de tus enemigos,
ha hecho que muchos te hayan olvidado,
pero la iglesia te venera y te invoca como
patrona de los casos desesperados.
Ruega por mi tan necesitado.
Haz uso de tu privilegio a ti concedido
de prestar visible y pronta ayuda
cuando esta de nada ni de nadie se espera.
Ven a mi ayuda en esta gran necesidad
para que pueda recibir las consolaciones
y socorros del cielo.
En todas mis necesidades,
tribulaciones y dolores en particular
(Hacer la petición)
Pueda bendecir a Dios contigo
y con todos los elegidos en la eternidad.
Te prometo, bienaventurada Senora,
agradecerte para siempre este favor
y no cesar de honrarte
como especial y poderosa protectora,
y hacer cuando este en mi poder para
fomentar la devocion a tu patrocinio.

Amen.
Santisima Muerte, Senora Mia,
rogad por nosotras (nombres)
¡Y por todos los que invocan tu ayuda!

19 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *