Plegaria de la Justa Muerte Negra para Dominar

Cuidado con esta oración para dominar. Cuidado en cómo se utiliza, el propósito para llamar a la Justa Muerte Negra. Sólo deberás recurrir a ella con absoluta responsabilidad. Si alguien te hizo daño, puedes utilizarla. Siempre es necesario tener fundamentos, porque la Justa Muerte Negra actuará conforme a lo que le pidas, siempre y cuando el reclamo sea justo.

En la vida podemos atravesar una y mil veces situaciones en las que somos dañados por una persona. Hay personas que siempre transitan por el camino del mal y no les interesan los demás. Esas personas recibirán su justo castigo. En esta oración se pide por la intranquilidad de esa persona que solamente busca hacer daño, se pide que no duerma tranquilo por las noches, que su cama se llene de abrojos y su almohada de piedras. No podrá descansar durante la noche y no tendrá paz durante el día. Pagando por todo el sufrimiento que provoca en las personas.

Esperamos que, como dijimos al principio, utilices esta sabia plegaria con la responsabilidad que se merece, ya que si el pedido no conlleva justicia, no será tomado por la Santa Muerte y no verás ninguna acción por parte de ella. No utilices esta oración para intentar dominar a gente que solamente hace el bien. Es una oración de castigo, pero con justicia, no se castigo a quienes no se lo merecen.

justa muerte negra

Plegaria para Dominar | Justa Muerte Negra

Justa amanceba, amanceba.
Así como amansas al mancebo,
Quiero que amanses a
(Decir nombre de la persona).
No lo dejes en silla,
En cama con mujer.
¡Que no tenga rato de tranquilidad!
Muerte Negra, así,
Como condujiste las cuatro mil
Almas del infierno,
Quiero que ahora me conduzcas a
(Decir nombre de la persona).

Si esta durmiendo, no le dejes tranquilidad.
Su cama, llénala de abrojos.
Y su almohada, llénala de piedras, Muerte negra.

No lo dejes tranquilo. Con la cola del diablo
Que es la más larga que hay,
Quiero que ates a
(Decir nombre de la persona que se ama).

Que en reuniones tranquilidad no tenga
Hasta que a mi lado esté
Unido por completo

Todo esto te lo pagaré,
Rezándote esta oración,
Tres veces a las doce de la noche,
Tres veces a las doce el día.

10 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *