Cómo hacer el puro a la Santa Muerte para el amor

Ahora vamos a ver cómo se fuma un puro hacia la Santísima Muerte. No importa el tamaño del puro. La manera correcta de fumarlo es encendiéndolo por el lado donde se fuma generalmente el puro. Primero vas a rezar la oración de la Santísima Muerte tres veces, la de puro purito. La manera más adecuada de hacerlo es teniendo el puro cerca de tu boca ya que simboliza a la persona. Vas a comenzar diciendo:

Puro, purito,
Yo te conjuro en el nombre de la Muerte.
La señal que te pido me la has de dar,
La ceniza tiene que caer.
Si esta ansioso por hablarme,
Su boca ha de abrir
Y con esta oración tiene que venir
Manso, desesperado y humillado
A las plantas de mis pies.
Alma de los cuatro vientos,
Tú que andas por el mundo entero,
Quiero que me traigas a
(Se dice el nombre de la persona amada).

Por los siete espíritus y las siete animas,
Haz que cambie sus amores y vuelva a mí,
Con el gran poder de la Muerte.

Tú que transitas por el mundo
En calles, montes, colinas,
Si encuentras el alma de
(Se dice el nombre de la persona amada)
No me lo dejes pasar
Hasta que venga rendido a mis pies.

Si esta sentado, no lo dejes en calma,
Pon en su mente mi pensamiento.
Si esta durmiendo que me sueñe;
No podrá dormir tranquilo
Pues un niño el ha de oír llorar.

Que así sea.

La oración se repite tres veces. Cuando se haya hecho la oración, se va a encender el puro con tres cerillos. Son tres porque representan la trinidad. El puro tiene que estar de la mano izquierda, porque simboliza al corazón. Personalmente, para no batallar cuando estoy inhalando tanto el humo, lo que hago es agarrar un cerillo y con la puntita que queda se la meto atrás, para hacer el hueco más ancho. Entonces empiezo a fumar y le trueno los dedos a la persona para comandarla y digo “así como el perro obedece a su amo, así me obedecerás a mi al tronarte los dedos”. Luego empiezo a soplarle el humo de mi Santa Muerte.

puro purito Santa Muerte

El humo no me lo trago porque no tienes que inhalar el humo, ya que así consumes la energía que creas con el puro. Además, dependiendo la forma que se quema el puro, puede ser que la persona a la que le hacemos el puro esté siendo infiel, esté teniendo deseos sexuales y sexo con alguien más. Cuando el humo se queda estancado hacia abajo significa básicamente que la persona está en la casa en un lugar cerrado. Cuando se levanta un poco la ceniza es que nuestra energía se está levantando y está llegando al lugar adecuado a donde la estamos enviando.

El humo no lo paso, le chupo y lo hago hacia un lado. Si lo haces muchas veces le agarrarás la maña y el truco. Tienes que ver que le queden dos dedos al puro, no fumes más que eso, si no quien se va a intranquilizar eres tú y no la persona a la que le haces el puro. El puro sirve para atracción y para desesperar a la persona. Por lo general es magia de desespero que sólo dura 24 horas, no pasa de 24 horas.

Fuente: Luna VonD

9 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *