5 altares a la Santa Muerte en México

Un altar es un espacio especial, el cual se dedica a la Santísima Muerte. Un lugar de encuentro, de culto, de reflexión, de peticiones y agradecimientos. Es ahí donde nos ponemos en contacto con ella y le pedimos por eso que tanto necesitamos. La historia de la Santa Muerte está llena de experiencias de personas como uno, que se han acercado a ella y han encontrado soluciones en sus vidas. Pero claro, no pidiéndole con egoísmo y olvidando todo luego, sino siempre con respeto y comprometiéndose realmente con todo lo que la Niña Blanca representa y con lo que ella es para todos nosotros.

En México, el país donde la creencia respecto de la Santa Muerte está más arraigada, existen miles y miles de altares. Algunos están en los hogares particulares de las personas, cualquiera puede tener un altar en su casa. Mientras que otros se encuentran en lugares públicos, a los cuales se puede acceder de manera libre, para llevarle allí todo nuestro amor a la Santa Muerte.

En estos altares que veremos a continuación, personas de todo México se acercan para pedir por protección, amor, salud, dinero. Le llevan veladoras, cigarros, flores, frutas y otras ofrendas para obtener el respeto de la Santa Muerte.

Alfarería 12, Col. Morelos

Este es, quizá, uno de los altares más antiguos de la ciudad. Recibe muchas visitas por día. Queta Galván es quien lo cuida, y mantiene todo bien ordenado. Tiene muchas fotos, veladores, muchísimas flores y, lo que más llama la atención, son los espejos octogonales que la contienen. Al lado del altar se encuentra una tienda en la cual es posible comprar veladoras, libros que explican la historia de la Santa Muerte, colgantes y demás artículos.

Santuario Nacional de la Santa Muerte, Bravo 35, Col. Morelos

Este es un Santuario muy popular, ya que su fundador ha sido reconocido en los medios de comunicación. Lamentablemente no por algo bueno, sino por lavado de dinero. Lo cierto es que David Romo Guillén ha vuelto conocido este altar que aún hoy está abierto al público. Él se proclamó Arzobispo de la Iglesia Católica Tradicional Misioneros del Sagrado Corazón y San Felipe de Jesús. Cuando en 2011, la policía detuvo a Guillén, el Santuario sufrió un golpe duro, pero luego se repuso y hoy en día es visitado para las misas, las cuales se hacen todos los días de martes a domingo, y también los primeros días de cada mes. El horario es de 10 de la mañana hasta la hora 20.

 

Esquina de Alhóndiga y Soledad, Centro

Este altar es muy interesante porque se encuentra en una calle peatonal, muy cerca del pasaje de la belleza, ubicado en la calle Alhóndiga. Lo interesante de este altar es que es una calle muy frecuentada por muchísimas personas, entonces “de paso” uno puede pedirle algo a la Santísima Muerte o dejarle alguna ofrenda. El altar es cuidado por las personas del lugar y el color de la niña va cambiando de acuerdo a la semana.

Arteaga casi esquina Soto, Col. Guerrero

Este altar hecho de cristales, guarda una Santa Muerte muy bonita para visitar. Se encuentra en el centro de uno de los barrios con más personas en la parte central al norte de la ciudad. Tiene una figura grande de la niña blanca y más de 10 figuras pequeñas. Es un altar que recomendamos visitar en algún momento ya que está muy bien cuidado y las figuras de la Santa Muerte son impresionantes.

Pradera 20A entre Zavala (Uruguay), Centro-Merced

Este altar es mantenido por las personas que tienen negocios en la zona. Está cercano a la puerta 1 de la Nave Mayor de la Merced, tiene cigarros y tabacos como ofrendas. Es posible que el contexto en donde se encuentra el altar no sea el más limpio, pero el altar está impecable, como debe ser.

Fuente: chilango.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *